Mons. Olivera | La vida de un Gendarme responde al llamado de Dios, talentos que se reciben, disponibilidad del corazón para ser capaces de entregar la propia vida

28 julio, 2023

Mons. Olivera | La vida de un Gendarme responde al llamado de Dios, talentos que se reciben, disponibilidad del corazón para ser capaces de entregar la propia vida, así lo compartía el Obispo Castrense de Argentina en la Homilía, durante la Santa Misa de acción de gracias por el 85° Aniversario de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA). Fue en la mañana del miércoles 26 de julio, en la Catedral Castrense Stella Maris, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Participaron de la celebración, Señor Director Nacional de Gendarmería, Comandante General Andrés Severino, quien estuvo acompañado por el Subdirector Nacional, Comandante General Javier Alberto Lapalma, y el Presidente de la Comisión de Comandantes Generales Comandante General (R) Hugo Miguel Ángel Márquez. En la solemnidad de San Joaquín y Santa Ana (Abuelos de Jesús y Padre de María), presidió la Santa Misa, Mons. Santiago Olivera, concelebraron, el Capellán Mayor de GNA, Padre Jorge Massut, Capellanes de las Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales de Seguridad.

En la Homilía, Mons. Santiago decía, es una alegría poder compartir esta Eucaristía así en familia, con la presencia de todos ustedes, también de algunos Capellanes de GNA, (…) también por contar con la presencia de Capellanes del Ejército y de la Armada Argentina, esto habla de comunión y de familia. Gracias por esta iniciativa que se viene consolidando año tras año, celebrando la Eucaristía y haciendo realidad lo que me gusta hacer mención cuando son curados 10 enfermos de lepra y uno vuelve a darle gracias al Señor por lo que había obrado en él”.

Profundizando, decía el Obispo, “(…) el Señor reconoce este gesto y no solo la curación física sino una curación espiritual, más profunda, más honda donde, de alguna manera son claramente evangélicas las acciones de gracias. Y nos reunimos aquí en esta Eucaristía, en nuestra Iglesia Catedral Castrense, para dar gracias a Dios por estos ochenta y cinco años de Gendarmería Nacional Argentina”.

Continuando, Mons. Olivera señalaba, “hemos escuchado dos oraciones colectas, se llaman así porque recogen la oración de todos y le presentamos al Padre una oración común. La primera, era la oración por la memoria que estamos celebrando de los santos Joaquín y Ana, los abuelos de Jesús, los papás de la Virgen María”.

Más adelante, el Obispo decía, además, “(…) la oración colecta que nos hacía pensar en la encarnación, es decir, Dios ha querido por amor, que siempre es importante recordar: <<tanto amó Dios al mundo que envió a su Hijo para salvarnos …>>, y por amor se encarnó. Y vino por la colaboración de una mujer, una persona de carne y hueso como nosotros que supo no anteponer nada a sus propios proyectos y decir sí al proyecto de Dios”.

Entonces, compartía Mons. Santiago, “gracias al sí de María se nos trajo al autor de la salvación, a Jesucristo, Él nos enseñó quién es Dios, nos fue revelando, nos fue contando quién es Dios. Debemos pensar en la encarnación y pensar en nuestra propia realidad porque nosotros, y lo sabemos por las escrituras fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios, pero el pecado opacó esa imagen y semejanza”. 

Así entonces, decía el Obispo, “nosotros por el bautismo hemos muerto al pecado y hemos nacido a la vida de Jesús, ésta es nuestra fe. La realidad de la encarnación, de este Dios que se hace uno como nosotros, igual a nosotros menos en el pecado nos invita a pensar que nosotros tenemos que andar también en el camino de dejarnos configurar por Jesús para recuperar en nuestra vida la imagen y semejanza de Dios”.

Continuando, Mons. Olivera nos revelaba sobre la parábola, que lo más importante, “(…), es la semilla que es la Palabra de Dios. Que nos habla de optimismo y de esperanza, <<el que tenga oído que oiga>> dice Jesús al terminar.

Es la parábola de la confianza en la Palabra que es eficaz, la Palabra que entra, la Palabra que no tenemos que cansarnos, la Palabra que escuchamos en las predicaciones, la Palabra que leemos en las escrituras, la Palabra que tiene su fuerza y que crece más allá de nosotros mismos, pero que sin duda requiere nuestra obediencia a la fe, nuestra respuesta generosa, pero la Palabra tiene fuerza”. Agregando, “(…) sabemos que Jesús murió en la Cruz y a los ojos de los hombres ha sido un rotundo fracaso, sin embargo, fue el triunfo y la gloria, fue la vida lo que nos recuperó Jesús con su muerte y resurrección. Tenemos que renovar entonces la confianza en la fuerza de la Palabra de Dios, la Palabra de Dios que está llamada a germinar en el corazón, la Palabra de Dios que está llamada a que le demos acogida y nos dejemos transformar por Él”.

En otro párrafo, el Obispo dijo, “por estos días, me van a escuchar contar que, en mis primeros encuentros como Obispo Castrense de Argentina, hace ya seis años, me encontré con cadetes de la Escuela de Gendarmería Nacional Gral. D. Martín Miguel de Güemes (ESCUGEN) y en especial recuerdo el relato que mantuve con uno de ellos que ya es Gendarme y se encuentra custodiando nuestra Patria. Él me decía, <yo quiero mucho a nuestro pueblo, yo quiero mucho a la Patria y por eso quiero ser Gendarme y porque amo a mi pueblo, porque amo a la Patria doy lo más importante que tengo, que es la vida. Es decir, me dispongo, si es necesario y si Dios así lo quiere, a entregar hasta la propia vida>, esto sin duda es, la Palabra que entró en el corazón.

La Palabra que hizo realmente fecunda la vida de un joven y de tantos jóvenes que quizá ingresan por profesión, por necesidad, por trabajo pero que van descubriendo que la vida de un Gendarme responde a un llamado de Dios, talentos que se reciben, disponibilidad del corazón para ser capaces de entregar la propia vida”. Finalmente, Mons. Olivera recordó, “y la segunda oración colecta, era por acción de gracias, dando gracias a Dios por esta obra de tantos hombres y mujeres que a lo largo y ancho del país nos custodian. Cuánto para agradecer personalmente como hombres y mujeres de la Fuerza, pero también como hombres y mujeres de nuestra Patria a aquellos que el Señor toca el corazón para entregar y servir.-  

Abre el seminario diocesano castrense

Necesitamos tu ayuda para el sostenimiento de los seminaristas

Noticias relacionadas

Orillando el Encuentro N° 102

Orillando el Encuentro N° 102

Orillando el Encuentro N° 102, ya se encuentra disponible el boletín informativo de la Diócesis Castrense de Argentina, disponible en formato PDF para leer, descargar e imprimir. En esta nueva edición, encontraremos el mensaje de nuestro Obispo, Mons. Santiago...

MONS. OLIVERA | La violencia no es camino nunca

MONS. OLIVERA | La violencia no es camino nunca

MONS. OLIVERA | La violencia no es camino nunca, así lo expresó el Obispo Castrense de Argentina en una entrevista brindada a Radio Grote, fue al compartir su reflexión respecto de los hechos de violencias vividos en torno al Congreso de la República Argentina al...

1 Comentario

  1. Hugo Damario

    Gracias por compartir la nota sobre la Celebración Eucarística por el dia de la GN, la homilía y las fotografías.

Pin It on Pinterest

¡Compartí esta noticia!

¡Enviásela a tus amig@s!